lunes, noviembre 27, 2006

A Carlos Manuel «Perelétegui»

Querida familia, en los peores momentos, por la desaparición de un ser querido, no podemos más que apoyaros con nuestro pésame, ya que la pérdida es muy grande —tanto desde el magnífico periodismo, como desde la cultura y la sabiduría— de la cual hemos aprendido y mucho.

Desde que era un niño, siempre me impresionó la figura de este señor, alto, serio. Después de conocerle —y leerle—, campechano, culto y persona buena donde las haya. Tanto a Carlos Manuel —hijo—, con quien nos une una gran amistad desde el pupitre, y a todos los demás hermanos, que conocí en la confitería de mis tíos Pablo y Victoria, les quiero transmitir mi más sentido pésame por la gran pérdida.

“Grande, es la familia, y grandes personas —hijos y nietos— deja usted, puede estar orgulloso”.

No podíamos imaginar, que todos críticos de la fiesta salmantina comenzaran a desaparecer en muy pocos años, esa magnífica terna de “El Adelanto”, primero Jesús Moneo “Chuchi”, después Alfonso Navalón y ahora Carlos Manuel “Perelétegui”. Que de sus páginas y suplementos aprendimos tanto.


Descanse en paz. Señor.

1 Comments:

At 11:32 p. m., Anonymous adosada said...

Es muy grande la pérdida para el periodismo,pero, más grande es la que deja en el corazón de las personas que tuvimos la suerte de tenerlo como amigo.
Es otra cicatriz que nos queda en lo mas profundo del alma.

 

Publicar un comentario

<< Home