sábado, octubre 14, 2006

EL TORO DE LA JOTA.

¿ Por qué se sigue confundiendo el trapío con los kilos?. El día del Pilar en Zaragoza salió un “elefante” en último lugar que pesaba 638 kilos. Gordo como un tejo, el toro de lidia siempre ha sido fino y musculado no cebado como nos los presentan ahora.
Pero además ese exceso de kilos conlleva a un agotamiento mayor y muchos problemas en las articulaciones de las extremidades.
Pero como no sabemos ni lo que queremos, pues así nos va. Y de los toreros mejor no hablar.

1 Comments:

At 9:24 p. m., Anonymous Montero said...

Casualmente ese toro fue el único que se dejo dar pases tontamente. Los demás, mucho más vareados, tuvieron una agresividad, fiereza y desplazamiento mucho mayores.

 

Publicar un comentario

<< Home